2009/02/26

Colores Saturados

Me gusta mirar imágenes. Puedo ensimismarme por horas mirando fotografías, personas, cosas u otros seres vivos. También me gustan los colores saturados y los altos contrastes. Prefiero, sin embargo, no mirar fotos ni realidades con mala o poca iluminación. Me gusta cómo contrastan el rojo y el verde esmeralda y disfruto de cómo estos dos colores se desequilibran si les agregamos una pincelada de azul. Me gustan las fotos en tonos sepia y las que están en blanco y negro. De igual forma, me atraen las perspectivas y las trampas visuales.

Muchas veces mi cerebro interpreta las imágenes lejanas de manera torpe, así que tengo un telescopio de mano para mirar con mayor resolución desde distancias más seguras. De esto, encuentro placer en poder observar sin ser visto. Me deshago de toda la prisa y pacientemente analizo y realizo un minucioso escrutinio de todos los detalles que me llaman la atención. Un acecho físicamente pasivo, mas dinámico en la imaginación.

Quisiera poder ver mejor por las noches y también que mis ojos no resintieran tanto el cambio de luminosidad a oscuridad. Quisiera no tener que usar estas prótesis ópticas que, de todas maneras, me proveen de una visión muy limitada. Tengo una realidad visual torcida, casi embarrada, harto distorsionada. Qusiera que las luces no se corrieran encima de todo lo demás, principalmente cuando se ha puesto el sol o cuando miro las siluetas a contraluz.



Recreación de la visión de Choco (sin prótesis) cuando mira a la luna

4 comments:

Y said...

suenas a asesino CEREAL..

y a cuántos corazones verde esmeralda has tenido entre tus manos?

choco Nocturno said...

No fue hace tanto que me percaté del verde esmeralda del corazón. Al final, de todas maneras, fue una experiencia etérea.

Anonymous said...

hmmm será asesino en serie?? o asesino de cereales, pero asesino cereal???!!! o un asesino cereal utiliza los cereales como armas letales jijijjijiji


TW

PS eres asesino cereal???

emesé said...

mañoso acomodador de imágenes, yo también lo soy.
Ese fenómeno a las optómetras las pone bien locas, pierden tu graduación en fracciones de segundo.
Yo a causa de mi defecto visual tengo una enorme, enorme arruga en el entrecejo.